La producción bajo demanda: ¿Qué és?

Si te has dado una vuelta por la tienda antes de leer esto, muy probablemente te habrás fijado en los distintos tipos de productos que se ofrecen. Más allá de los archivos para imprimir que se pueden descargar de forma 100% gratuita, habrás visto posters de temáticas muy variadas y también tazas de distintos tamaños. Más adelante, si vuelves por aquí, seguramente encuentres todavía más cosas. Estoy trabajando para que eso sea posible.

¿Qué es la fabricación bajo demanda?

Antes de nada, debes saber que todos los productos que oferto en esta página se fabrican bajo demanda. Esto significa que no existe un stock preexistente de los diferentes artículos de la tienda, sino que simplemente se fabrican de forma automática en el momento en que alguien solicita su producción. Resumiendo: cada vez que realizas una compra, un centro de producción recibe la orden de preparar ese artículo especialmente para ti.

En el caso específico de mi página web, simplemente se realiza el estampado o impresión solicitada por el cliente sobre un producto base existente del tamaño elegido (papel, tazas de cerámica…), en alguno de los centros de producción que Printful tiene distribuidos por Europa y EEUU. Desde estos puntos logísticos también se encargan de que recibas tu compra en casa.  

Beneficios de la fabricación bajo demanda

En efecto, un artículo fabricado bajo demanda puede llegar a tener un coste más elevado que uno fabricado en masa. La mayoría de las veces, eso repercute en el precio final del producto.

Sin embargo, este tipo de manufactura presenta múltiples ventajas: para empezar, bajo este sistema un vendedor no necesita disponer de grandes cantidades de artículos en el momento previo a la venta. En este sentido, resulta especialmente beneficioso para pequeños negocios o personas que estén empezando una actividad cuya viabilidad todavía desconocen. Con este método, el empresario no debe preocuparse demasiado si no consigue vender ninguna unidad de un determinado artículo, ni tampoco de disponer o no de existencias suficientes si un artículo finalmente se vende mejor de lo previsto. Por todo ello, la inversión inicial en un negocio bajo este sistema es mucho menos costosa que en otros más tradicionales basados en la producción en masa.  

Por el mismo motivo, este sistema es también más respetuoso con el medio ambiente, ya que no requiere de la fabricación previa de artículos que quizás finalmente no se vendan en el futuro, generando residuos de forma absurda.

¿Es la fabricación bajo demanda el futuro del comercio?

Como ya has observado, este sistema presenta ventajas e inconvenientes. En los últimos años, este método de producción se ha popularizado gracias al comercio online. En países como EE. UU., la fabricación bajo demanda ha ganado mucho terreno en sectores como la moda, la joyería e incluso la alimentación. Hay quien pronostica que este sistema será cada vez más común en los próximos años.